"Objetivo: La Casa Blanca", actores de primera en una película de serie B.

"Objetivo: La Casa Blanca" ( Olympus Has Fallen ) es una película de acción estrenada en EEUU el 22 de marzo de 2013, dirigida por Antoine Fuqua y protagonizada por Gerard Butler, Aaron Eckhart y Morgan Freeman, contó con un presupuesto de alrededor de 70 millones de dólares y a falta de estrenarse en algunos países como España ya ha recaudado mas de 130 millones de dólares.



La película nos cuenta la historia de Mike Banning ( Gerard Butler ), un agente del servicio secreto encargado de la protección del presidente de los Estados Unidos y de su familia, tras un fatídico accidente de tráfico donde Mike consigue salvar al presidente y a su hijo pero no a su esposa este se retira durante una larga temporada atormentado ante las dudas de si hubiese podido salvar a la primera dama. 18 meses después del accidente Bannig se ha "jubilado" de su antiguo cargo pero tras el asalto y secuestro del presidente a manos de un grupo de terroristas Norcoreanos en la propia Casa Blanca se convierte casi sin quererlo en la única persona que pueda salvar al presidente y hacer fracasar los malvados planes de los terroristas.




Gran suerte han corrido los estudios Millennium Films al corresponder el estreno en EEUU de la cinta con una gran escalada de tensión entre EEUU y Korea del Norte porque sino no sería fácil explicar que una película tan mala como esta haya conseguido unos números tan decentes como los que finalmente está teniendo. El intento de emular a la saga de "Die Hard" les ha salido francamente mal. La película acumula errores por todas partes que la acercan mas a una película de serie B que a una gran superproducción de acción como debería haber sido por el presupuesto que ha manejado, y es que no solo la historia es ridículamente mala sino que visualmente resulta ser también muy cutre.

Durante sus primeros tráilers donde ya aparecían varias escenas de acción mucha gente empezó a comentar que los efectos especiales eran demasiado malos para lo que estamos acostumbrados a ver en la actualidad, aunque no se le dió mucha importancia ya que numerosas películas muestran en sus tráilers escenas de efectos especiales aún sin acabar y que finalmente lucen mucho mejor en la película, pero aquí no ha sido así, algunas escenas de efectos especiales como el accidente del convoy presidencial al principio de la película son demasiados artificiales. Si queréis comprobarlo por vosotros mismos echarle un ojo al tráiler final.



La trama es muy sencilla, prácticamente se resume a lo que ya podemos ver en los adelantos publicitarios, hay un giro final que no revelaré en los planes de los terroristas que los habituales a este tipo de cine se lo olerán mucho antes de que se muestre, la mayor parte del metraje se rellena con unas cuantas escenas de acción a manos de Gerard Butler cargándose a varias decenas de terroristas al estilo de Bruce Willis en la saga "La Jungla de Cristal", la película a nivel de acción cumple con creces lo que promete pero hay se queda.



Por último hay que destacar el buen reparto actoral que tiene la cinta para lo mala que es, Gerard Butler vuelve al cine de acción tras arrastrarse por las comedias románticas, es un actor que a mi me gusta bastante pero no tiene el carisma suficiente como para levantar la película, Aaron Eckhart como presidente de los Estados Unidos está correcto y Morgan Freeman aporta como secundario lo suyo como ha hecho ya otras muchas veces.



En definitiva, una americanada ( en el mal sentido de la palabra) que hace aguas por todos los lados y que ha contratado a actores muy conocidos como gancho para el público, al no ser que te guste mucho el cine de acción no os la recomiendo, y aún así no esperes ver nada que no hayas podido ver anteriormente, una nota de 3,5/10 le daría en mi opinión.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada